El almacenamiento de fertilizantes genera muchas dudas y quebraderos de cabeza a los agricultores. No podemos ignorar que la eficacia de los fertilizantes está estrechamente ligada a su buena conservación y almacenamiento. Estos son algunos consejos para conservar y almacenar los fertilizantes de forma segura.

No todos los agricultores son plenamente conscientes de la importancia de conservar correctamente los fertilizantes. Para mantener la calidad y la vida útil del producto, Van Iperen International recomienda almacenar los fertilizantes de forma segura, teniendo en cuenta los siguientes criterios:

  1. Antes de almacenar, asegúrese de que el embalaje esté correctamente sellado y sin daños
  2. Almacene los fertilizantes en lugares secos y frescos, lejos de la exposición directa a los rayos UV
  3. Manténgalos alejados del calor y con una temperatura entre 5 y 30°C
  4. Espacio cerrado, bien ventilado, ordenado, seguro y libre de polvo
  5. Mantenga los fertilizantes bien separados de otras sustancias químicas y materiales inflamables
  6. En caso de tener productos abiertos, cierre bien la bolsa, envuélvala en plástico o guárdela en su recipiente de plástico herméticamente cerrado
  7. Garantizar un buen control de existencias basado en la fecha de caducidad más temprana

Almacenamiento interior de fertilizantes

Siempre que sea posible, recomendamos encarecidamente el almacenamiento de fertilizantes en espacios interiores siguiendo estas condiciones:

  1. Siga una política estricta de no fumar y no encender llamas en el espacio de almacenamiento
  2. Utilizar tarimas o estanterías para evitar la humedad del suelo
  3. Apilar hasta un máximo de 3 bolsas de altura o 1,5 metros de altura
  4. Mantenga el espacio de almacenamiento bien ventilado y equipado con detectores de humo

Almacenamiento de fertilizantes en exteriores

Los fertilizantes se pueden almacenar al aire libre, pero se deben garantizar ciertas condiciones, tales como:

  1. Delimitar el área de almacenamiento con vallas y controlar el acceso
  2. En el caso de almacenamiento al aire libre, trate de encontrar un área en la sombra para evitar la luz solar directa
  3. Amontone los fertilizantes en una superficie plana y seca sobre tarimas o pallets para evitar el contacto directo con el agua o el suelo y evitar daños por roce
  4. No superar una altura de 3 tarimas/pallets o 1,5 metros de altura
  5. Cubra completamente los fertilizantes con plástico de color claro o lona impermeable. Una vez tapados, colocar pallets encima para ganar estabilidad
  6. En climas fríos, tenga mucho cuidado al manipular la pila de fertilizantes al aire libre. Se pueden formar bloques de hielo sobre el montón.
  7. Revisa regularmente los productos apilados

En Van Iperen International solo utilizamos embalajes que han superado todos los estándares de calidad. Nuestros proveedores inspeccionan la resistencia y el acabado de nuestros embalajes a través de un riguroso proceso de prueba y calidad para garantizar la durabilidad y el cumplimiento normativo.

Recomendamos conservar nuestros fertilizantes en su bolsa o recipiente de líquido original. Al hacerlo, no habrá confusión en cuanto al tipo de producto, recomendaciones o advertencias.

Con estos consejos, los agricultores pueden almacenar los fertilizantes de forma segura durante el invierno y el verano y conservarlos en buenas condiciones sin comprometer su inversión.